Las especies de elefantes africanos están ahora En peligro y En peligro crítico de extinción - Lista Roja de la UICN

Gland, Suiza, 25 de marzo de 2021 (UICN) - Tras la disminución de sus poblaciones a lo largo de varias décadas, debido a la caza furtiva de marfil y la pérdida de sus hábitats, el elefante de bosque africano (Loxodonta cyclotis) se encuentra ahora “En peligro crítico” en la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas™ y el elefante de sabana africano (Loxodonta africana) se encuentra “En peligro”. Antes de la actualización de hoy, los elefantes africanos se consideraban una sola especie, clasificada como “Vulnerable”. Esta es la primera vez que las dos especies han sido evaluadas por separado para la Lista Roja de la UICN, tras la aparición de nuevas pruebas genéticas.

African forest elephant

La Lista Roja de la UICN incluye ahora 134.425 especies, de las cuales 37.480 se encuentran en peligro de extinción.

Los elefantes africanos desempeñan un papel clave en los ecosistemas y las economías, así como en nuestro imaginario colectivo, en todo el mundo. Las nuevas evaluaciones de la Lista Roja de la UICN de ambas especies de elefantes africanos subrayan las presiones persistentes a las que se enfrentan estos animales emblemáticos”, dijo el Dr. Bruno Oberle, Director General de la UICN. Debemos poner fin urgentemente a la caza furtiva y garantizar que se conserven suficientes hábitats adecuados tanto para los elefantes de bosque como para los de sabana. En los últimos años, varios países africanos ya van mostrando el camino, demostrando que podemos revertir la tendencia de disminución de los elefantes. Debemos trabajar juntos para garantizar que se pueda seguir su ejemplo.”

Las últimas evaluaciones ponen de relieve una disminución general del número de elefantes africanos en todo el continente. El número de elefantes de bosque africanos ha disminuido en más de un 86% en un período de 31 años, mientras que la población de elefantes de sabana africanos lo ha hecho en al menos un 60% en los últimos 50 años, según las evaluaciones.

Ambas especies han sufrido fuertes disminuciones desde 2008 debido a un aumento significativo de la caza furtiva, que alcanzó su punto máximo en 2011, pero continúa amenazando a las poblaciones. La conversión continua de sus hábitats, principalmente para usos agrícolas, entre otros usos de la tierra, es otra amenaza importante. El Informe de la UICN sobre la Situación de los Elefantes Africanos de 2016 proporciona la estimación fiable más reciente de la población continental de las dos especies combinadas, en torno a 415.000 individuos.

A pesar de la tendencia general a la baja de ambas especies de elefantes africanos, las evaluaciones también destacan el impacto positivo de los esfuerzos de conservación. Las medidas contra la caza furtiva en el terreno, junto con una legislación más favorable y una planificación del uso de las tierras que busca fomentar la coexistencia entre humanos y vida silvestre, han sido clave para el éxito de la conservación del elefante. Como resultado, algunas poblaciones de elefantes de bosque se han estabilizado en áreas de conservación gestionadas adecuadamente, en Gabón y la República del Congo. El número de elefantes de sabana también se ha mantenido estable o ha crecido durante décadas, especialmente en el área de conservación transfronteriza Kavango-Zambeze, que alberga la subpoblación más importante de esta especie a escala del continente.

“Si bien los resultados de la evaluación colocan a la población continental de elefantes de sabana en la categoría ‘En peligro’, es importante tener en cuenta que a nivel de algunos sitios, algunas subpoblaciones están prosperando. Por esta razón, se requiere considerable cautela y conocimiento local para traducir estos resultados en políticas”, dijo el Dr. Dave Balfour, evaluador del grupo de elefantes africanos y miembro del grupo de especialistas en elefantes africanos de la CSE-UICN.

La decisión de considerar a los elefantes de bosque y de sabana africanos como especies distintas es el resultado de un consenso surgido entre los expertos tras nuevos estudios sobre la genética de las poblaciones de elefantes. Los elefantes de bosque se encuentran en los bosques tropicales de África Central y en una variedad de hábitats en África Occidental. Su área de distribución rara vez se superpone con la del elefante de sabana, que prefiere las zonas abiertas y se encuentra en una variedad de hábitats en África subsahariana, incluidos pastizales y desiertos. Se calcula que el elefante de bosque, que tiene una distribución natural más restringida, ocupa sólo una cuarta parte de su área de distribución histórica en la actualidad, con las poblaciones restantes más importantes en Gabón y la República del Congo.

Para estas evaluaciones, un equipo de seis evaluadores utilizó series de datos, a veces desde la década de 1960, y un enfoque de modelización totalmente basado en datos para consolidar, por primera vez, los esfuerzos de muchos equipos de investigación durante décadas. Los resultados muestran la dramática magnitud del declive de estos animales ecológicamente importantes. Con la demanda persistente de marfil y la creciente presión humana sobre las tierras silvestres de África, la preocupación por los elefantes africanos es alta, y la necesidad de conservar creativamente y manejar sabiamente estos animales y sus hábitats es más aguda que nunca”, dijo la Dra. Kathleen Gobush, evaluadora principal del grupo de elefantes africanos y miembro del grupo de especialistas en elefantes africanos de la CSE-UICN.

Para más información o para concertar entrevistas contacte:

Harriet Brooker, Relaciones Prensa UICN, +44 7960241862, press@iucn.org
Matthias Fiechter, Relaciones Prensa UICN, +41 795360117, press@iucn.org

Citas de apoyo:

Estamos orgullosos de haber apoyado casi el 30% de las 6.218 evaluaciones en esta actualización, incluyendo evaluaciones de especies subrepresentadas como árboles, hongos e invertebrados”, dijo Masako Yamato, Directora General de la División de Asuntos Ambientales de Toyota Motor Corporation. “Esto contribuye a la creciente diversidad de especies en la Lista Roja de la UICN, convirtiéndola en una herramienta cada vez más poderosa para guiar la conservación, en este importante año para el Marco para la Biodiversidad post 2020.”

Al igual que nosotros, los elefantes dependen de los árboles y de los servicios ecosistémicos que proporcionan para sobrevivir. La Evaluación Mundial de Árboles (GTA) de BGCI, la primera evaluación mundial de conservación de todas las especies de árboles conocidas en el mundo que se publicará más adelante este año, proporcionará una hoja de ruta para la conservación de las especies de árboles y los ecosistemas de los que dependen los elefantes, al igual que muchas otras especies”, dijo el Dr. Malin Rivers, Responsable de la Priorización de la Conservación, Botanic Gardens Conservation International (BGCI).

La reevaluación periódica del estado de una especie en la Lista Roja ayuda a identificar tendencias preocupantes, como las que están experimentando actualmente los elefantes de África. La salud de nuestro planeta depende de la salud de los elefantes y de los ecosistemas que habitan, razón por la cual Global Wildlife Conservation apoya el Fondo de Crisis para los Elefantes, para proporcionar fondos a grupos que trabajan, en toda África, para salvar, recuperar y gestionar las poblaciones de elefantes”, dijo el Dr. Barney Long, Director Principal para la Conservación Mundial de Especies de Global Wildlife Conservation.

Pocas especies provocan tal sentimiento de admiración como los elefantes africanos. Esta última evaluación nos muestra que incluso las especies más carismáticas necesitan nuestra protección inquebrantable”, dijo Sean T. O'Brien, Presidente y Director Ejecutivo de NatureServe, añadiendo: “Los exitosos esfuerzos de conservación que se han realizado hasta ahora nos traen esperanza, pero sólo un esfuerzo coordinado para reunir datos, políticas y conocimiento local ayudará a resolver el problema subyacente en cuestión: la extinción masiva de la preciosa biodiversidad de nuestro planeta.

Este año, el Acacia cangaiensis, un arbusto autóctono australiano, entra en la Lista Roja de la UICN en la categoría En peligro. Como vimos en los titulares de la prensa de todo el mundo el año pasado, la temporada de incendios forestales en Australia causó daños extremos, y desde entonces los científicos han estado trabajando arduamente para evaluar el impacto a largo plazo que los incendios tuvieron en la vida silvestre. Desafortunadamente, con su distribución restringida y un riesgo creciente de incendios forestales y sequías, esta acacia, que crece en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, se encuentra ahora en alto riesgo de extinción. La buena noticia es que hemos almacenado sus semillas en el Banco de Semillas del Milenio de Kew para su custodia a largo plazo, y que también se podrán utilizar para una restauración después de un incendio, si fuera necesario”, dijo Jack Plummer, científico del equipo de Evaluación de la Conservación de los Reales Jardines Botánicos de Kew.

Estas dos evaluaciones de la Lista Roja reflejan el resultado de una decisión audaz, colaborativa y basada en la evidencia del Grupo de Especialistas de los Elefantes Africanos de la CSE-UICN de evaluar a los elefantes africanos como dos especies distintas por primera vez y comprender las implicaciones y consecuencias de este cambio. Las evaluaciones resultantes son sólidas y brindan a los usuarios la opción de enfocar los esfuerzos de conservación adecuadamente para los elefantes de bosque, En peligro crítico, y para los elefantes de sabana, En peligro. Será esencial que la CSE-UICN trabaje con los países del área de distribución africana y otras organizaciones para responder a las implicaciones de esas evaluaciones”, dijo el Dr. Jon Paul Rodríguez, Presidente de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN.

La reciente decisión de considerar ambas especies de elefantes africanos como amenazadas (el elefante de bosque africano como En peligro crítico, y el elefante de sabana africano como En peligro) ayudará a fortalecer los esfuerzos internacionales para controlar la caza furtiva y proporcionará indicaciones sobre tendencias geográficas en la intensidad de las amenazas. También apoyará a aquellos países y regiones que han estado implementando esfuerzos de conservación exitosos a través del conocimiento e iniciativas locales, para que un plan de recuperación a escala del continente pueda tener éxito”, dijo el Dr. Thomas E. Lacher, Jr., Comité de la Lista Roja de la UICN y Universidad A&M de Texas, Asociado de la Lista Roja.

Los esfuerzos de conservación para proteger a los elefantes de sabana han visto a muchas poblaciones comenzar a recuperarse, pero lamentablemente lo mismo no es cierto para los elefantes de bosque, que permanecen bajo intensa presión por la pérdida de hábitat y la caza furtiva. En la Reserva de Biosfera de Dja, en Camerún, por ejemplo, el trabajo de ZSL con el Ministerio de Bosques y Vida Silvestre (MINFOF) indica una caída del 70% en los efectivos desde 1995, con tan solo 220 animales restantes”, dijo Andrew Terry, Director de Conservación de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL). “La recuperación de estas poblaciones es vital para los bosques, pero para tener éxito, requiere el compromiso de todas las comunidades, empresas y gobiernos para trabajar juntos.

El elefante de bosque y el de sabana ya están incluidos como dos especies separadas en el Anexo II de la Convención sobre las Especies Migratorias. Damos la bienvenida al reconocimiento por parte de la UICN de dos especies distintas de elefantes africanos, y esperamos que esto conduzca a mayores acciones de conservación para ambas especies. En particular, el elefante de bosque ha sufrido drásticas disminuciones de sus efectivos en las últimas décadas”, dijo Amy Fraenkel, Secretaria Ejecutiva de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS).

Notas del editor

La UICN apoya activamente el desarrollo de un ambicioso Marco Mundial para la Biodiversidad post-2020. La Lista Roja de Especies Amenazadas™ y el Índice de la Lista Roja de la UICN se utilizarán para realizar un seguimiento de los progresos hacia los objetivos de conservación de las especies.

Lista Roja de la UICN: La Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas™ contribuye al logro del Objetivo 12 del Plan Estratégico para la Biodiversidad 2011-2020. Objetivo 12: para 2020, se habrá evitado la extinción de especies en peligro identificadas y su estado de conservación se habrá mejorado y sostenido, especialmente para las especies en mayor declive.

Asociación UICN-Toyota: La asociación de cinco años entre la UICN y Toyota Motor Corporation, anunciada en mayo de 2016, ha aumentado significativamente los conocimientos sobre el riesgo de extinción de más de 28.000 especies, incluidas muchas que son fuentes clave de alimentos para una parte significativa de la población mundial. Esta asociación está impulsada por el Toyota Environmental Challenge 2050 (Desafío Toyota 2050 para el Medio Ambiente), que tiene como objetivo reducir los impactos negativos asociados con los automóviles a cero, al tiempo que genera impactos positivos en la sociedad.

La Lista Roja de la UICN

Cifras mundiales de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN 2021.1:

LA LISTA ROJA DE ESPECIES AMENAZADAS DE LA UICN™

TOTAL DE ESPECIES EVALUADAS = 134.425

(Total de especies amenazadas = 37.480)

Extinto= 900

Extinto en Estado Silvestre = 79

En Peligro Crítico = 8.188

En Peligro = 14.106

Vulnerable = 15.186

Casi Amenazado = 7.889

Bajo Riesgo/Dependiente de la Conservación = 176 (categoría antigua que se está eliminando gradualmente de la Lista Roja)

Preocupación Menor = 69.149

Datos Insuficientes = 18.752

Las cifras que se indican más arriba corresponden solamente a las especies evaluadas hasta el presente a efectos de la Lista Roja de la UICN. Si bien no todas las especies del planeta han sido evaluadas, la Lista Roja de la UICN proporciona una útil instantánea de la situación actual de las especies y pone de manifiesto la necesidad urgente de tomar medidas de conservación. No se pueden indicar en la Lista Roja porcentajes relativos de especies amenazadas para muchos grupos taxonómicos porque éstos no han sido aún suficientemente evaluados. Para muchos de estos grupos, la evaluación se ha centrado en las especies amenazadas; por consiguiente, el porcentaje de especies amenazadas de dichos grupos se encontraría fuertemente sesgado.

Para los grupos que han sido ampliamente evaluados, se puede calcular el porcentaje de especies amenazadas, pero la cantidad real de especies amenazadas es a menudo incierta porque no se sabe si las especies clasificadas en la categoría Datos Insuficientes están realmente amenazadas o no. Por consiguiente, los porcentajes que se indican representan la mejor estimación del riesgo de extinción para los grupos que han sido ampliamente evaluados (excluyendo las especies Extintas), partiendo del supuesto que las especies de la categoría Datos Insuficientes están igualmente amenazadas que aquellas que presentan datos suficientes. En otras palabras, es una cifra intermedia dentro de un rango que va de x% de especies amenazadas (si todas las especies de Datos Insuficientes no están amenazadas) a y% de especies amenazadas (si todas las especies de Datos Insuficientes están amenazadas).

Las categorías de amenaza de la Lista Roja de la UICN son las siguientes, en orden descendente de amenaza:

Extinto o Extinto en Estado Silvestre

En Peligro Crítico, En Peligro y Vulnerable: especies amenazadas de extinción a nivel mundial.

Casi Amenazado: especies próximas a los umbrales de amenaza o que se encontrarían amenazadas si cesan las medidas de conservación en vigor que les están específicamente destinadas.

Preocupación Menor: especies evaluadas con un riesgo de extinción menor.

Datos Insuficientes: especies no evaluadas a causa de la insuficiencia de datos.

En Peligro Crítico (Posiblemente Extinto): no es una nueva categoría de la Lista Roja, sino una mención que tiene por objeto identificar a las especies En Peligro Crítico que con toda probabilidad están ya extintas, pero para las cuales se requiere una confirmación, por ejemplo realizar estudios más amplios que no encuentren ningún individuo.

Go to top